Nuestra misión: ser mediadores entre la Historia y el visitante.
Nuestra visión: el visitante es el protagonista del Museo
.

Nota importante: este fue el blog del Museo desde su apertura hasta marzo de 2013. Para información actual: 920.30.13.80

sábado, 15 de diciembre de 2012

La muerte de Isabel de Portugal en Arévalo




En nuestra tarea de investigar y difundir la Historia de Arévalo nos apoyamos en diversas fuentes siendo una de las más destacadas los documentos de la misma época que tratamos. Hoy expondremos un documento de gran valor para el estudio de la biografía de Isabel de Portugal (reina de Castilla y madre de Isabel la Católica) que a la vez nos sirve para situar a Isabel y Juana I de Castilla en un momento importante para el futuro de la Corona española.

El manuscrito ha sido transcrito y estudiado por Alfonso Gómez Díez, joven pero prometedor historiador arevalense que generosamente ha compartido su trabajo con el Museo.

De este legajo podemos extraer varios datos interesantes:

  • nos dice el lugar y el día de la muerte de Isabel de Portugal: Arévalo a 15 de agosto de 1496.
  • nos cuenta que la reina Isabel está en Laredo. Interpretamos que para despedir a su hija Juana que parte para casarse con Felipe el Hermoso.
  • aparece una información curiosa: el príncipe don Juan ha mandado que no se haga luto público porque Juana está en Laredo. Es posible que esta orden se deba a que la familia real no quiere retrasar bajo ningún concepto el encuentro con Felipe.
  • nos dice claramente que Isabel de Portugal fue enterrada en el entonces existente convento de San Francisco de Arévalo. Sabemos que más adelante sus restos se trasladarían a la Cartuja de Miraflores (Burgos) donde ya reposaban los restos del infante Alfonso por orden de la reina Isabel la Católica.

El documento original se conserva en el Archivo de la Real Chancillería de Valladolid. Desde esta semana gracias a la colaboración de Alfonso, en el Museo pondremos a disposición de cualquier interesado una copia.

La siguiente es la transcripción de Alfonso Gómez:

§ Lo que se fizo quando falesçió la rreyna doña Ysabel, madre de la rryna, [nuestra señora]. Falesçió en la villa de Aréualo, lunes, día de Nuestra Señora, quinze días de [de agosto de] mill e quatroçientos e nouenta e seys años.

§ En Valladolid, miércoles, a diez e siete días del mes de agosto de mill e quatroçientos e nouenta e seys años, vino nueua a esta villa de Valladolid cómmo la ynlustrísima señora rreyna doña Ysabel, madre de la muy esclaresçida rreyna dona Ysabel, nuestra señora, rreyna de España, era falesçida en la villa de Aréualo el lunes antes, que fueron quinze días deste dicho mes, e venida la nueva al muy rreueverendo e magnífico señor don Iohán Arias de Ouiedo, presidente en esta corte, e a los señores oydores, mandaron llamar al corregidor e rregidores desta noble villa, el qual con algunos  de los dichos regidores fue a la casa desta dicha villa donde se haze la dicha abdiençia e allí se platycó lo susodicho, los quales después de aver platycado e hablado sobre ello, asentaron que los señores presidente, oydores, alcaldes e todos los otros juezes de la dicha corte [e] chanillería, alcaldes de hijosdalgo e notarios, fiscales e todas las otras personas, abogados, rrelatores, escriuanos e procuradores, tomasen manga larga con sus rrabos e capirotes, e el corregidor, alcaldes hordinarios e rregidores asymismo, e que todos se juntasen en Santa María la Mayor e se dixiese vna misa de rrequiem con su predicaçión, no por honrras saluo por sentimiento de la dicha muerte, e que se enbiase mensajero a la rreyna, nuestra señora, que está en la villa de Laredo, a le hazer saber el sentimiento que se auía fecho, e para saber qué es lo que Su Alteza manda que se haga más. E porque se dixo que el prínçipe don Juahn, nuestro señor, tenía proueýdo para que no se supieses cosa ninguna de la dicha muerte a cabsa de la partida de la serenísima señora archiduquesa, con quien la rreyna, nuestra señora, está en la dicha villa de Laredo, para la enbarcar en buena ora, se detouo la publicación de las margas en cunplimiento de lo sobredicho fasta saber en qué forma se auía fecho en la dicha villa de Aréualo. E porque viernes siguiente de mañana vinieron personas dignas de fee e de creer que dixieron cómmo el enterramiento ase auía fecho en Sant Françisco de Aréualo lo más honrradamente que se pudo hazer e públicamente se traýan margas e lutos, y se tornaron a juntar el dicho corregidor e rregidores sobre lo susodicho y se cunplió lo siguiente § que sábado de mañana que fueron veynte días del mes de agosto, se juntaron en la casa real de sus Altezas con el dicho señor ovispo de Oviedo, presidente; todos los oidores y alcaldes e oficiales susodichos con su marga, con rrabos largos e capirotes, adonde con su señoría fueron todos a Santa María la Mayor con una proçesión muy onrrada, a donde fallaron al reuerendo Juan Gonzalo, señor (tachado) fray Alonso, obispo de Burgos e al corregidor e rregidores con sus margas vestidos en la forma susodicha. E allí se dio una misa de réquien muy solepne con todos los benefiçiados de la dicha yglesia e de la dicha villa, e predicó fray Juan de Hampudi muy notablemente, trayendo al propósito todo lo que era nesçesario segúnd aquello para que seran allí juntos. E dicha la misa e responso el obispo de Palençia e corregidor e regidores caualgaron e se fueron e el dicho señor obispo de Oviedo, presidente e oydores, e alcaldes e todos los otros oficiales a pie, segúnd que vinieron en su proçesión se tornaron para la casa Rreal de sus altezas a donde se mandó a todos que ninguno non fuese osado de dexar la dicha marga fasta tanto que sus altezas lo mandasen, e con ello andouiesen por la dicha villa y vienesen a la dicha abdiençia.
§ E las personas que tomaron e trasieron la dicha marga son las siguientes. § El rereuerendo muy magnífico señor presidente e el liçenciado de la Villa Muriel por ser personas eclesyasticas tomaron luto muy largo e muy conplido. E los siguientes marga.
§ El dottor Diego de Palaçios, oydor. § El dottor Iohán de la Torre, oydor. § El licenciado Hernán Tello, oydor. § El licencado Iohán Pérez de la Fuente, oydor. § El liçenciado Diego Martínez de Alaua, alcalde. § El bachiller (en blanco) de Pernía, alcalde. § El liçenciado de Cordoua, lugarteniente de chanciller. § Fernando d´Escobar, rregistrador. § El liçenciado Rrodrigo Aldrete, alcalde de hijosdalgo. § El liçenciado Martín de Caraveo, alcalde de hijosdalgo. § El liçenciado (en blanco) de Orduña, notario de Castilla. § El liçenciado de Briviesca, notario de León. § El bachiller Corral, notario de Toledo. § Francisco Ternero, alguazil mayor. § El liçenciado Alonso Arias de Valençia, Juez mayor de Vizcaya. § El dotor d´ Ágreda, fiscal. § El licençiado Fuentes Daño, fiscal. § Andrés Fruberte, lugarteniente de alguazil.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios serán moderados. No se admiten ofensas contra nadie.