Nuestra misión: ser mediadores entre la Historia y el visitante.
Nuestra visión: el visitante es el protagonista del Museo
.

Nota importante: este fue el blog del Museo desde su apertura hasta marzo de 2013. Para información actual: 920.30.13.80

martes, 23 de octubre de 2012

La ciudad de Arévalo y su Orden de Beneficencia



Dos de las curiosidades de Arévalo son su título de ciudad y su pertenencia a la Orden Civil de Beneficencia. Ya hemos citado el tema en alguna ocasión por lo que hoy me propongo documentar esta información para además mostrar uno de los métodos de trabajo que tenemos los historiadores: recurrir a los documentos legales.

Arévalo tiene el título de Ciudad porque se lo concedió en 1894 María Cristina de Habsburgo-Lorena, regente de España en nombre de su hijo Alfonso XIII, a la sazón menor de Edad. La concesión fue publicada el 21 de junio en la Gaceta de Madrid, que era el equivalente al actual BOE y dice así:

“Queriendo dar una prueba de Mi Real aprecio a la villa de Arévalo, provincia de Ávila, por el aumento de su población, desarrollo de su agricultura, industria y comercio y fomento de su instrucción popular; En nombre de Mi Augusto Hijo el Rey D. Alfonso XIII y como REINA Regente del Reino, Vengo en conceder a la expresada villa el título de ciudad. Dado en Palacio a diecinueve de junio de mil ochocientos noventa y cuatro. María Cristina”.


En cuanto a la segunda cuestión, nuestro escudo luce la Cruz de Beneficencia con distintivo blanco y negro desde 1945. Esta distinción se concedió para premiar la atención que los arevalenses prestaron a las víctimas de un desastre ferroviario (accidente o sabotaje) que ocurrió el 11 de enero de 1944. El Decreto fue publicado en el BOE del 31 de enero de 1946 y dice así: 

Ministerio de la Gobernación. Decreto de 28 de diciembre de 1945 por el que se dispone el ingreso en la Orden Civil de Beneficencia de la villa de Arévalo. En atención a la conducta observada por las autoridades y vecindario de Arévalo (Ávila) con motivo del accidente ferroviario ocurrido en aquella villa el día once de enero de mil novecientos cuarenta y cuatro y a la cooperación ciudadana para el socorro de las víctimas, con la que se contribuyó eficazmente a aminorar los efectos de la catástrofe, merecimientos que son determinantes de recompensa dentro de la orden civil de beneficencia, conforme al artículo quinto del Real Decreto de 29 de julio de 1910, a propuesta del Ministro de Gobernación y previa deliberación del Consejo de Ministros, Vengo en disponer el ingreso en la expresada Orden, con distintivo negro y blanco y categoría de Gran Cruz, del vecindario de Arévalo, representado por su Ayuntamiento como cabeza legal. Así lo dispongo por el presente Decreto, dado en El Pardo a veintiocho de diciembre de mil novecientos cuarenta y cinco. Francisco Franco. El ministro de la Gobernación, Blas Pérez González.

 

El hecho de que se hable en 1946 de "la villa de Arévalo" debemos considerarlo como un error pues como hemos demostrado anteriormente para esa fecha Arévalo se había convertido ya en ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios serán moderados. No se admiten ofensas contra nadie.